Tres ideas de bolsas para snacks creativas para niños

26 de abril de 2017

Es más importante que una bolsa, es una criatura de snack juguetona. Convertí las bolsas Ziploc® con cierre superior en un snack para llevar ideal con solo algunos pasos simples. Estas manualidades fáciles de hacer y deliciosas de comer son alimento garantizado para los niños y su imaginación. Son perfectas para viajes largos en auto y las viandas sorpresa. ¡Miralos cobrar vida!

Un snack con alas

Las bolsas Ziploc® para Snacks con cierre son ideales para pequeñas manos con grandes ideas. Un poco de imaginación –y nuestras pestañas abrefácil– son todo lo que necesitás para que esta manualidad emprenda vuelo. 

Materiales

  •   
  •   
    Broches para ropa
  •   
    Marcadores
  •   
    Limpia cañerías
  •   
    Ojos plásticos
  •   
    Cola de uso escolar no tóxica
  • 2
    snacks de tamaño bocado

Instrucciones

  • 1 Llená una bolsa Ziploc® para snacks con dos de tus snacks preferidos, mantenelos separados y cerrá las bolsas usando el cierre Smart Zip Plus®.
  • 2 Plegá el centro de las bolsas Ziploc® para snacks y sujételas con un broche para ropa.
  • 3 Pega los ojos de plástico con cola al broche para ropa. Tomá el limpia cañerías y dale forma de antena espiralada. Sujetalo debajo del broche para ropa. ¡Dejá que los niños se unan a la diversión y lo decoren como quieran!

    CONSEJO

    Las pestañas abrefácil ayudan a que esta sea una manualidad fácil de usar y de hacer, lo que significa que los niños pueden aprender e imaginar por sí mismos.

Pececitos con sorpresa

¿Qué pescamos hoy? ¡Estas criaturitas adorables! 

Materiales

Instrucciones

  • 1 Llená una bolsa Ziploc® para sándwiches con tu snack preferido y cerrá la parte superior con el cierre Smart Zip Plus¾®
  • 2 Retorcé la parte superior de la bolsa Ziploc® para Sándwiches y sujetala con un broche para “ropa.” 
  • 3

    Cortá las aletas y una boca en papel de construcción, pegalas con cola y agregá un ojo plástico.

Panda de bolsillo

Estas pancitas de panda no solo están llenas de bambú. Estas criaturas adorables son perfectas para snacks de color blanco como el pochoclo o los caramelos de leche.

Materiales

  • Bolsas Ziploc® para sándwiches
  • Bandita elástica
  • Impresora y papel para la  plantilla del panda de bolsillo (o papel de construcción)
  • Cola de uso escolar no tóxica
  • Tijera
  • Snacks de tamaño bocado

Instrucciones

  • 1 Llená una bolsa Ziploc® para sándwiches¾ por completo con tu snack preferido y cerrá la parte superior con el cierre Smart Zip Plus®.
  • 2 Retorcé la parte superior de la bolsa Ziploc® para sándwiches y sujetala con una bandita elástica.
  • 3 Imprimí nuestra plantilla de panda de bolsillo  y recortá las formas, o cortá las formas simples en papel de construcción.
  • 4 Pegá con cola los pies, los brazos, los ojos, la nariz y la boca. ¡Agregá las orejas en los vértices de la bolsa para darle vida al panda de bolsillo!
Las formas simples arriba son todo lo que necesitás para hacer tu propio panda de bolsillo. Buscá la plantilla para estas formas aquí.